Parques de bolas

Parques de bolas

0 Comentarios

Parques de bolas

Los parques de bolas son, como ya dijimos, uno de los mejores lugares donde celebrar un cumpleaños infantil, ya que resultan muy cómodos y a los niños les encantan.

Cuando digo “parque de bolas” me refiero a esos centros de ocio infantil, conocidos por todos, que cuentan entre sus instalaciones con numerosos hinchables llenos de bolas de colores. En esos parques de bolas los niños pueden pasarse horas saltando y corriendo, y la mayoría de los parques de bolas además cuentan con cafetería y otros servicios, por eso es tan práctico celebrar un cumpleaños infantil allí.

¿Quieres saber qué tener en cuenta a la hora de elegir un parque de bolas?

Lo fundamental a la hora de celebrar un cumpleaños infantil en un parque de bolas es la seguridad, y a este respecto, de poco podemos quejarnos, ya que todos cumplen con las normas de seguridad. Lo único que debemos tener en cuenta es que haya monitores del propio parque controlando el juego de los peques (algo que siempre es así en los parques de bolas que suelen celebrar cumpleaños), y, si hay juegos para distintas edades en un mismo recinto del parque, que los monitores estén pendientes. Normalmente los hinchables para niños más pequeñitos están aparte, pero a veces en los parques de bolas cuentan con toboganes especialmente verticales, o escaleras por las que es dificil subir, y no se recomienda que lo prueben niños menores de 7 u 8 años.

Por otro lado, si el niño tiene menos de 4 años lo más probable es que no valga la pena celebrar el cumple en el parque de bolas, porque suele haber muy pocas atracciones disponibles para los más pequeños.

Una cosa que sí debemos tener en cuenta a la hora de reservar en un parque de bolas es si habrá más cumpleaños al mismo tiempo y cuantos, porque el parque de bolas resulta mucho más divertido cuanto menos saturado esté y menos allá que esperar por tu turno.

También podemos mirar el menú, aunque lo cierto es que los niños suelen dejar la comida abandonada, y como mucho se concentran en la tarta. ¡Al parque de bolas se va a saltar, no a comer!

En cuanto a los precios, en una misma ciudad suelen ser bastante parecidos, pero vale la pena hacer una comparativa. En muchos parques de bolas cuantos más niños lleves, más barato te sale cada uno. Si vas a invitar a toda la clase, vale la pena buscar un parque de bolas que haga este tipo de descuentos.

Algunos parques de bolas cuentan con cafetería integrada, lo que permite a los padres tomar algo mientras los niños juegan, y bien se agradece.

¿Qué sueles tener en cuenta tú al elegir un parque de bolas?

Foto vía: La dulce espera

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *