Cómo hacer cakepops con galletas Oreo

Cómo hacer cakepops con galletas Oreo

0 Comentarios

cakepops-hechas-con-oreos

Las fiestas infantiles deben tener siempre un componente de comida dulce, porque a los niños les encanta y por ello vamos a proponerte una idea estupenda. Se trata de unos cakepops con galletas Oreo con lo que conseguir dejarles con la boca abierta. Son muy fáciles de hacer, no llevan mucho tiempo y son muy asequibles.

Para hacerlas necesitarás:

  • 12 galletas rellenas (Oreo o de cualquier otra marca)
  • 100 gramos de chocolate de cobertura.
  • 1 clara de huevo.
  • 250 gramos de azúcar glas.
  • 200 gramos de azúcar.
  • 125 centilitros de agua.
  • 12 palitos de plástico para piruletas

como-hacer-cakepops-de-oreo

Modo de elaboración

Pondremos el chocolate a fundir al baño maría y mientras se va derritiendo abriremos las galletas y con el palito de plástico haremos un pequeño surco en el relleno de la galleta donde irá encajado el palito. Pondremos chocolate fundido por encima, lo taparemos y dejaremos que sequen las 12 galletas con su palo.

Por otro lado pondremos el azúcar normal y el agua en una cazuela y lo llevamos a hervir a fuego lento y mientras tanto batiremos al clara, unas gotas de zumo de limón y la mitad del azúcar glas.

oreo-cakepops

Lo batiremos a máxima velocidad con la batidora durante unos 5 minutos y después iremos incorporando poco a poco el azúcar glas que nos queda y el almíbar que hemos preparado, también lentamente, hasta que tenga una consistencia un poco espesa.

Ahora solo hay que sumergir las piruletas en este merengue, al que podemos dejar blanco o añadirle algún color alimentario, el que más nos guste, decorarlas con los toppins que más nos gusten y dejarlas secar clavándolas en un trozo de poliespan. Después ya estarán listas para comer.

Si no queremos hacer merengue, la cobertura podemos hacerla de chocolate negro, con leche o blanco o incluso leche condensada. Seguro que les encantará y querrán repetir, así que si te animas a hacerlas haz un montón de ellas, dos para cada niño estaría genial.


Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *