Divertidos juegos de miedo para fiestas infantiles

0 Comentarios

juegos de miedo para fiestas infantilesAunque a veces se asustan, los niños adoran los juegos de miedo. Ya sea en los campamentos, en una fiesta de pijamas, en Halloween  o en los cumpleaños. Al anochecer, a los más peques les encanta jugar a asustarse unos a otros a ver quién es el más valiente y no teme a nada. Si tienes a unos cuantos peques a tu cargo y quieres hacérselo pasar de miedo, ¡no te pierdas este post! Hoy te enseñamos juegos de miedo divertidos imprescindibles en toda fiesta infantil.


Si estás en un lugar que no conozcan mucho o cerca de un río. Siempre puedes inventarte la típica historia de la niña que se murió ahogada y ahora viene todas las noches buscando a otros niños para jugar con ellos en el río y ahogarlos también. Dale mucho énfasis, con las luces apagadas e iluminando tu cara solo con una linterna. Esa noche se la pasarán con la intriga de si la niña existe y riéndose unos de otros por ver quién se asusta. ¡No te preocupes! Al día siguiente al levantarse y ver que no ha venido la niña se les pasará el miedo.

Otro juego divertido y asqueroso a la vez para una fiesta de miedo consiste en encontrar objetos repugnantes hechos en alguna pasta gelatinosa (puedes hacerla con gelatina o yogur, por ejemplo). Así, los niños tendrán que encontrar un determinado objeto, como bien puede ser un ojo, una araña, un calcetín enrollado… en medio de la pasta. Gana el que consiga hacerlo en el menor tiempo.

Y, por supuesto, que no falten los juegos de rol o el juego del ladrón y el policía. El mítico juego del asesino les fascina y siempre triunfa. Dales un papel a cada jugador, escribiendo solo en uno de ellos la palabra «asesino» y en otro la palabra «policía». Todos se esparcirán por el lugar y el asesino les irá guiñando el ojo a sus víctimas sin que lo descubra el policía. Sus víctimas deben esperar tres segundos antes de anunciar en alto que están muertos. Cuando el policía sepa quién es el asesino, gritará: ¡alto! Si lo adivina gana el juego, sino pierde y se vuelven a repartir los papeles.

Y claro, cómo no, no pueden faltar los juegos del escondite o tinieblas. Así, véndale los ojos a uno de los niños, mientras los demás se esconden. Una vez lo hagan, ponle al niño una máscara de monstruo. Este debe buscar a los otros niños con las luces apagadas y cuando vaya encontrando a cada uno de ellos gritará: ¡estás muerto! Luego, los llevará a las mazmorras. Gana el último en ser pillado.
¿Te han gustado nuestras ideas? ¿Qué juegos conoces tú?


Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *