Receta de frosting de queso Philadelphia para cupcakes

0 Comentarios

frosting-de-queso-crema-para-cupcakes
En esta entrada vamos a compartir con vosotros una receta de frosting de queso crema Filadelfia para cupcakes con un delicioso buttercream o crema de mantequilla para hacer las delicias de los más golosos y golosas. No hay fiesta o cumpleaños especial que se precie que no cuente con una buena tarta o un delicioso dulce, algo que gusta a todo el mundo, desde los más pequeños hasta los más mayores.

Para elaborar este frosting de queso tan delicioso necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 150 gramos de mantequilla atemperada.
  • 200 gramos de queso crema, Filadelfia o similar.
  • 250 gramos de azúcar glas.

Antes de ponernos manos a la obra, hay que decir que si se quiere, se pueden utilizar colorantes alimentarios para darle un color especial. Por ejemplo para hacer que el frosting coincida con el color favorito de la persona o personas a quien se les va a hacer este delicioso dulce.

Hacer frosting para cupcakes

La forma de preparación de este frosting es tremendamente sencilla, por lo que no tendréis que tener un gran conocimiento de repostería e incluso podéis pedir a os peques de la casa que os echen una mano porque también disfrutarán haciéndolo.
Comenzaremos batiendo toda la mantequilla en un bol, preferiblemente con unas varillas eléctricas hasta que la textura adquirida sea cremosa. Mientras batimos iremos agregando el queso poco a poco, por lo que es mejor que esté sobre un plato y no dentro de su tarrina, lo que nos resultará mucho más cómodo para echar.

A medida que seguimos batiendo la mantequilla y el queso en crema vamos añadiendo el azúcar glas poco a poco y si se desea se puede agregar el colorante y lo tenemos que mezclar bien, aunque esto ya podemos hacerlo con una lengua o mismamente una cuchara de silicona o similar.

Cuando la mezcla esté preparada se mete todo en una manga pastelera y el frosting ya estará listo para poner sobre cupcakes, bizcochos, bases de tarta o lo que se nos ocurra. Una vez puesto podemos decorar con toppins por encima (chocolate, de colores, etc.) o con flores comestibles. La sorpresa que le daréis a los vuestros será verdaderamente especial. ¿Os animáis a hacerlo?


Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *